Poder Y Abuso: “Sistema de Encomienda en Puerto Rico”

El poder y el abuso del mismo ha sido el objeto de estudio de muchos psicoanalistas. La historia está llena de múltiples ejemplos de las consecuencias catastróficas de esta tendencia en el ser humano. La historia de Puerto Rico nos presenta una clara evidencia que nos deja ver que la isla tampoco estuvo exenta de lo que fue uno de los procesos más atroces de la historia puertorriqueña, este es, la colonización española en el siglo 16. Política, religión, cultura, educación; en todos estos aspectos y otros mas, los españoles de la época colonial, de alguna manera u otra, aventajaban a los amerindios. Fue su superioridad militar lo que mayormente favoreció a los españoles. ¿Cuándo comenzó el abuso del poder? ¿Fueron todos los españoles abusadores? Todas las cosas tienen su historia; el abuso de poder sobre los amerindios del siglo 16 en Puerto Rico tiene nombre y apellido… sistema de encomienda.

¿Qué es el sistema de encomienda? La definición de este sistema puede tener dos caras. Por un lado el sistema de encomienda tenía unas intenciones de culturalización política y religiosa para los amerindios. Esta medida los protegería, educaría y los evangelizaría según la fe católica y las “buenas” costumbres españolas. Por otro lado, si aceptamos que es imposible tapar el sol con un dedo, el sistema de encomiendas o repartimiento, como también se le conoce, tenía unas intenciones ambiciosas donde el egoísmo, el oro, el reconocimiento y la obsesión por el control y el poder era el resultado de el descubrimiento de unas tierras que podrían ser la solución de todos los problemas que España tenía en ese momento. Pero no podemos confundir el encomendamiento con la entrega de tierras solamente. El encomendamiento era hacia un grupo de indígenas no solo su tierra. La corona les encomendaba cierto sector a ciertas persona….

Lo que conocemos hoy como PR, un día Borinquen, fue “descubierto” en 1493; el proceso a  su colonización, de parte de España, no comenzó hasta el 1508 cuando Juan Ponce de León, junto con un grupo de colonizadores (Luís de Añasco, Francisco de Barrionuevo, Miguel del Toro, Gil Calderón, y el lengua Juan González) llegan a las costas del sur de la isla caribeña. Yo diría que fue allí donde comenzó el primer acto de lo que llegaría a ser el drama de la encomienda de Puerto Rico. Fue en esa playa donde se produjo un pacto de hermandad entre el intrépido y audaz Ponce y el cacique Agüeybaná, quien pensando que al hacerse “guaitiao” de Ponce se aseguraría una relación de respeto y paz. Creo que fue todo lo contrario. Creo que Agüeybaná solo logró abrir las puertas a lo que llegaría, posteriormente, a ser el sistema de encomendado. Pero, por otro lado, quizás, el pensaba que no tenia remedio. Agüeybaná el viejo, a fin de expandir su cacicato, llego a un acuerdo con Ponce para que le ayudara militarmente a conquistar los cacicatos vecinos y así expandir el suyo. Por otro lado, Ponce también tenia sus intereses y su plan de colonización no se vería afectado si no que favorecido. Por el mencionado pacto Ponce aseguro el reclutamiento indirecto de naborías para la edificación de lo que llegaría a ser el primer poblado fundado en la isla; Caparra.

Y una cosa llevo a otra… El ambicioso y visionario y primer gobernador de PR, Juan Ponce de León, no limitaría el uso de las naborías para la construcción sino que vio que estos serian útiles para suplir otras necesidades e intereses de los españoles. A todo momento, Ponce podía andar con las manos limpias de culpa ya que era el mismo cacique quien les disponía la mano de obra para cualquiera de sus ambiciosos proyectos. Claro esta, por parte del cacique, seria la manera de garantizar o mejor dicho, prolongar un ambiente de paz entre ambas culturas de las cuales la española se encontraba mas aventajada.  Agüeybaná tenía esto bien claro.

Así que para construcción de poblados, labranza de yuca y otras hortalizas, elaboración de casabe y más… ¡Todo para los españoles! Pero, toda angustia y molestia taina se intensifico cuando los ojos de Ponce se volvieron color oro. La explotación era demasiada; para los taínos, la extracción de oro en exceso no tenia sentido y no solo eso, los españoles comenzaron a controlar completamente la cultura taina.  Ahora había que vestirse, No bañarse tantas veces. No podían celebrar sus areytos, ni adorar a sus dioses. “Cambien su dieta”…era demasiado tarde para los indios Los españoles cogieron  pon pero ahora querían conducir. Esto condujo a los taínos a una revuelta infructuosa que a su vez llevo a la caída de los cacicatos los cuales unos se entregaban, mientras que otros preferían morir en el intento. Estas entregas que se dieron a los gobiernos transitorios de Juan Ponce de Leon y Juan Ceron llevaron a los indios a ser tratados de una manera atroz e inhumana. Ya aquí los indios eran oficialmente esclavos.


La explotación por las riquezas del país, tal aprecia, haber cegado la visión cristianizadora de los españoles. Ante el oscuro cuadro que le deparaba a los indios hubo ” una voz que clamó en el desierto” en el 1511; Fray Antonio de Montesinos quien se levanto a favor de los derechos taínos y en contra de los invasores pecaminosos. Fue gracias a la osada aportación de este religioso, el rey se impulso a enviar una junta quienes llegaron a la conclusión de que los taínos deberían ser libres, aunque , por causa de su penosa incivilizacion , estos deben ser encomendados a los españoles para civilizaros y evangelizarlos. Así que después de este tratado de encomienda firmado en 1512 estos indios (excepto los rebeldes)dejaran de ser esclavos para ser lo mismo dicho de otra manera, encomendados. Pero aun un encomendado seguía sufriendo las mismas injusticias de parte de sus encomenderos. Los problemas de la desigualdad y maltrato hacia el taíno no habían cambiado tanto. Por otro lado, se levanta también el Fray Bartolome de las Casas quien proclamo que “todas las gentes son hombres” a fin de, por una parte, salvar a los indios y por otra, satisfacer la preocupación española, ante el posible desfonde económico. Al hacer comunes a los indios también estos debían de pagar tributos (aun mayores que los que pagaban los españoles), para costear los gastos de la colonización y todo lo que envuelve el proceso. Obviamente, este tratado de encomiendas establecido bajo un código de ordenanzas en septiembre de 1512 no significo tanto para los encomenderos y no salvo tanto a los encomendados quienes seguían sufriendo los mismos atropellos.


En fin, mientras que las propuestas de Montesinos y de las Casas solo lograron suavizar el estatus de los encomendados, no fue hasta que una serie de frailes de la Orden de Jerónimo se impulsara a buscar una formula para eliminar el sistema de encomienda que solo logró proveer unas maneras que hicieron mas accesibles a los taínos la libertad del sistema de encomienda. Una cédula conocida como la Real Cédula del 1520 les proveería la libertad bajo estrictas limitaciones. Con todo los intentos de los Jerónimo tampoco realmente impactaron el problema de la encomienda por lo que años después el Carlos I de España decidió abolirla en 1544. La cédula de Carlos I declaraba a los indios tainos oficialmente libres, sin sistema de encomendados. Lamentablemente esto no acabaría el problema de un día para otro.


Para finalizar, realmente, a pesar de los intentos y leyes establecidas por los mismos españoles. Era difícil que estos renunciaran a los abusos ya que vivían inconscientemente y la Corona solo aparentaba una vigilancia y administración de la isla. Tal parece que el país en el siglo 16 estaba a un estado donde era tierra de nadie. ” Se vale to'” A nosotros nos sirve de ejemplo esta historia pues antes de que llegaran los españoles esto pertenecía a los indios. Hoy, sabemos que “hay un tiburón, despierto, buscando, intranquilo y escuchando en la orilla” ¿Que vamos a hacer? Porque al igual que en el siglo 16, siempre habrá un tiburón en las orillas de esta pequeña isla.


” Palo pa’ que aprenda que aqui­ si hay honor
Pa’ que vea que en el caribe no se duerme el camarón
Si lo ven que viene palo al tiburón
Vamo’ a darle duro sin vacilación
Si lo ven que viene palo al Tiburón
En la union esta la fuerza y nuestra salvacion
Si lo ven que viene palo al Tiburón
Que bonita bandera que bonita bandera
Si lo ven que viene palo al Tiburón
Si lo tuyo es mar afuera que buscas aqui­ so ladrón
Si lo ven que viene palo al Tiburón
Hay que dar la cara y darla con valor…

Pónganle un letrero que diga en esta playa solo se habla español
Si lo ven que viene palo al Tiburón
Si lo ven que viene no se duerman mis hermanos pongan atención…
…Y luego a trabajar en la reconstrucción
” -(Ruben Blades)

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: